martes, 17 de enero de 2017

Turquía y el fin del gran sueño otomanista de Erdogan

Aleppo.
La derrota de los yihadistas en Aleppo fue, fundamentalmente, una derrota tuca; no en vano, han sido principalmente oficiales turcos quiénes han estado a cargo del entrenamiento y dirección operativa de las fuerzas yihadistas en esta región siria y algunos de ellos fueron recientemente capturados en la citada Aleppo. Realmente supone el principio del fin del sueño imperial neo-otomano de Erdogan y el círculo de colaboradores más íntimo de su partido (AKP) y el inicio de una nueva fase de re-alineación turca en el escenario geopolítico regional y global, cuyas consecuencias y desarrollo están aún por ver.

En otro frentes, la posición del ejército turco, que en teoría combate a DAESH en el norte de Siria apoyado por fuerzas yihadistas calificadas en Occidente como "moderadas", se está demostrando como más vulnerable de lo previsto, lo que ha obligado a Erdogan a aceptar la coordinación con Rusia; sin embargo, en un futuro no muy lejano, Turquía habrá de aceptar las anunciadas intenciones de Damasco de liberar todo el territorio de la República Árabe Siria sin excepciones, y que han sido hasta el momento apoyadas firmemente por Rusia.

Para Erdogan no hay vuelta atrás; su intención de combatir a un DAESH que personalmente apadrinó por años, le llevó en agosto pasado a ordenar la 'Operación Escudo del Éufrates' , que no es sino una invasión ilegal del norte de Siria, y durante la cual el ejército tuco es apoyado por sus propios yihadistas, conocidos en Occidente como "rebeldes", "moderados" o "Ejercito Libre sirio"; por el momento arroja dudosos resultados.

Si hablamos de Iraq, y tras años de descarado soporte a DAESH, parece haberse concretado un acuerdo entre Turquía e Iraq (1) para la definitiva salida del país de los efectivos turcos de norteña ciudad de Bashiqa; es decir, otro golpe a las aspiraciones de anexión de estos territorios por parte de Erdogan.

Turquía a la deriva
Al presidente turco Recep Tayyip Erdogan no le falta razón cuando afirma que los atentados, contra el embajador ruso en Ankara o en la Nochevieja de Estambul buscaban desestabilizar el país. Sin embargo, cabe replicar, ¿qué es lo que ha venido haciendo su gobierno en Siria durante más de cinco largos años?
La respuesta es más que obvia; tan evidente como que los "éxitos" turcos en el vecino país han quedado definitivamente enterrados con la derrota en Aleppo, y, ahora, Turquía encara la dura realidad creada en su propio país a consecuencia de sus propios actos. En opinión de muchos analistas, tal vez la Turquía moderna padezca su peor crisis política interior desde su fundación en 1923. y la razón cabe buscarla en la forma en que Turquía se involucró (y fue obligada a involucrarse) en el conflicto de Siria, con una política tan ambiciosa como arriesgada.

Y en medio de esta vorágine de acontecimientos que sacude Turquía diariamente surgen interrogantes de suma relevancia geopolítica acerca del posible giro de Erdogan hacia Rusia e Irán.

Como todo lo que concierne al extraordinariamente voluble presidente turco, solo el tiempo y los acontecimientos podrán desvelar el papel a jugar por Turquía a partir de este momento, en su verdadera dimensión, dentro del gran escenario de Oriente Medio.

Aunque existe un interrogante especialmente peligroso para Turquía. Frente a la realidad de la evolución de los conflictos en Siria e Iraq, ¿en qué situación quedara Turquía cuando se materialicen el colapso de DAESH en Mosul, la erradicación completa de la presencia yihadista en la provincia de Damasco, los avances del Ejército sirio en el norte del país y, finalmente, la liberación de la provincia de Idleb?

Aunque Turquía anuncie que acaba de finalizar las obras de construcción de un muro de hormigón de 330 kilómetros de extensión en la frontera turca con Siria e Irak, resultará imposible detener esta marea de yihadistas que tratan de salvarse si se produce el colapso total entre sus filas. (2)

Para los miles de terroristas apadrinados por Erdogan durante años presentes en estas zonas de Siria e Iraq, es evidente que la primera opción de retirada será hacia Turquía, a lo que hay que añadir que previsiblemente el conflicto con los kurdos continuará su escalada pues no hay visos de mejora en este aspecto.

Con éste panorama, la Turquía que ahora se halla atrapada dentro en una espiral de extrema violencia e inestabilidad política se verá aún más convulsionada si cabe, con consecuencias directas y desastrosas para la economía, la divisa nacional (lira turca) y el turismo en ese país.

La Turquía de Erdogan tras el golpe
La convulsa historia turca de la segunda mitad del siglo XX no deja lugar a dudas sobre la constante presencia de la violencia política en el país. Desde 1960 se han producido cinco gobiernos militares y múltiples actos golpistas protagonizados por las Fuerzas Armadas turcas. La década de los 70 asistió a una Turquía dominada por la violencia de grupos extremistas de izquierda y derecha, lo que llevó al golpe de 1980. Desde ese momento el PKK entró en una guerra con el estado turco que ha dejado mas de 400.000 muertos.


La tendencia parecía haberse revertido en la última década, más pacífica, gracias a los intentos de negociación entre el estado y los kurdos; un vez Erdogan decidió romper este diálogo y reiniciar la guerra contra el PKK (extendiéndose este enfrentamiento a los kurdos de Siria) la política represiva de Ankara ha sido contestada por el PKK con una intensa lucha militar acompañada por ataques terroristas.

Entre enero de 2016 y enero de 2017 se produjeron 23 atentados terroristas con víctimas mortales en Turquía (kurdos o DAESH, cuya base de simpatizantes en Turquía celebran y apoyan sus actos); el saldo fue de, por lo menos, 365 muertos.

En paralelo al terrorismo, la Turquía de 2016 se aleja paulatinamente de los valores occidentales contemporáneos, como ha podido comprobarse durante las semanas previas al atentado del 31 de diciembre.

Lejos quedan los tiempos en los que la Unión Europea elogiaba el carácter reformador de Erdogan, quién hoy profundiza una república islámica de carácter presidencialista, consolidando su poder y ejerciéndolo de forma dictatorial en la practica.

Erdogan, del que no puede olvidarse pertenece a la Hermandad Musulmana, ha profundizado la implantación del islamismo, a través de la educación, promocionando la construcción de mezquitas y alentando a los imanes en su esfuerzo por la islamización sunní de la sociedad. Se señala especialmente a grupos como los kurdos, que son casi el 25% de la población o a minorías religiosas como los alevíes ( chiítas, entre el 20 y el 30% de la población de Turquía) o los cristianos.

En otro ámbito, no son pocos quienes opinan que el mandatario turco y su círculo más allegado están decididos a asegurar una presidencia vitalicia para Erdogan. Las descomunales purgas acaecidas entre los miembros de la Justicia y de las Fuerzas de Seguridad tras el oscuro episodio del fallido golpe de estado no hacen sino reforzar el poder de la figura presidencial. Sin ir más lejos, y ante un tribunal constitucional incapacitado en la práctica, Erdogan no ha tenido problemas para gobernar por decreto a través del estado de emergencia.

En fechas recientes se aprobó también en el Parlamento turco una primera fase de reformas que incluyen por ejemplo, que el antiguo artículo 18 que establecía que el presidente tiene la obligación de romper toda relación con su partido cuando es elegido, permitirá ahora mantener esa vinculación, o una revisión del artículo 17 que es el que regula las elecciones parlamentarias y presidenciales.

Por tanto, el golpe ha sido, como califico en su día el propio Erdogan, "un gran regalo".

Un golpe en el que el gobierno turco llega a vincular al movimiento Hizmet, del influyente clérigo Fetulá Gulen (vinculado a la CIA), al Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK) y DAESH (3), en un reciente informe sobre el golpe de Estado fallido del Mando General de la Gendarmería turca. En dicho informe se recalca también el papel estadounidense antes y después de la intentona, asegurando que Estados Unidos y la OTAN prometieron al PKK que Erdogan sería depuesto en el otoño de 2016, y detallando como el número de ciberataques desde EE.UU creció de manera significativa tras el episodio; de 97 ataques estadounidenses registrados antes del golpe se paso a más de 4.500 ciberataques contra las autoridades turcas.

La consecuencia; han sido ya más de 70.000 los perseguidos políticamente por el gobierno de Erdogan y lista de adversarios de los cuales deshacerse parece no tener fin.

En el plano económico, la actitud y acciones del régimen de Erdogan no contribuyen a un clima propicio de inversiones, puesto que la transparencia y la seguridad jurídica, factores clave actuales para atraer la inversión extranjera, no es la mejor carta de presentación de Turquía ante el mundo. Las amenazas de arresto o congelación de bienes relacionadas con el intento de golpe de Estado de éste verano están actuando como factor disuasorio, ya no sólo de inversionistas extranjeros (pese a las garantías que publicita el gobierno turco) sino de los propios empresarios turcos. En la práctica, en los últimos cinco meses, el gobierno turco ha confiscado más de 10.000 millones de dólares en activos a muchas compañías que considera vinculadas de una forma u otra a la trama golpista, lo que ha convertido al propio Estado turco en uno de los mayores conglomerados de la nación.

Pese a este refuerzo de la figura presidencial ( dictatorial en la práctica ) muchos factores sobrepasan y escapan a su control; Erdogan no está en posición de controlar los acontecimientos en Siria, el futuro de la política de Estados Unidos con Donald Trump frente a Turquía o la crisis económica que no amenaza sino con agudizarse aún más.

La economía turca en graves dificultades
La economía turca se ha deteriorado en el último año, durante el cual la lira turca ha perdido cerca del 26 % de su valor frente al dólar estadounidense; las perspectivas son sombrías y se corresponden con la situación interna y externa del país. De hecho, la lira turca llegó a su nivel más bajo en la primera semana de 2017 con un tipo de cambio de alrededor de 3.60 por dólar, poniendo en dificil a las compañías turcas por su exposicion a los préstamos en dólares.

Y en cuanto a la calificacion crediticia del pais, las agencias han calificado a la deuda pública del país como "bonos-basura".

En los años previos a su implicación en la guerra contra Siria, Turquia llego a alcanzar el 9º lugar en la lista de destinos turísticos más atractivos del mundo ya en 2007 y en 2014 subió al 6º superando al Reino Unido y Francia.

Según la Agencia de Apoyo y Promoción de Inversiones de Turquía, cerca de 42 millones de turistas visitaron el país en 2015 proporcionando ingresos fundamentales para el país; sin embargo, recalca como entre enero y septiembre de 2016, pel número de visitantes cayó aproximadamente un 35% en comparación con el mismo período en 2015 (donde el turismo ya cayo un 1,36%) lo que se traduce en la perdida estimada de entre unos 14.000 y 8.500 millones de dólares. (4)

Pero el propio hacer de Erdogan, junto al terrorismo, han dañado de forma prácticamente irreversible la vital industria turística turca, pero esa perdida de turistas viene tambien motivada en otra gran parte por la perdida de visitantes rusos tras 2015 y el derribo del Sukhoi. TUrquia ya no puede ofecer lo que otrora significaban sus ventajas estratégicas en la primera decada del siglo XXI; seguridad, estabilidad y previsibilidad juegan ahora en su contra. 

De la época del "cero problemas" a nuestros días
El ya defenestrado Ahmet Davutoglu, quizás el principal asesor en política internacional de Erdogan desde su llegada al poder, fue el arquitecto de la doctrina " cero problemas con nuestros vecinos". Así definía la estrategia turca en 2009:


"Nuestro objetivo primordial es la plena incorporación a Europa, pero actuamos también en nuestro propio espacio geográfico: los Balcanes, el Cáucaso, Oriente Próximo...", puntualiza. "Turquía no ha vuelto la vista hacia Oriente. No hay ninguna contradicción respecto a la integración en Occidente. ¿Nuestra política exterior? Cero conflictos con los vecinos". (5)

Eran los tiempos en los que Turquía incluso aspiraba a ser parte de la solución del contencioso iraní, cuando anunciaba su intención de estar abierto a la propuesta de Teherán para facilitar el intercambio de uranio enriquecido iraní para ser procesado en el exterior, ofreciéndose Turquía a almacenar en su territorio el combustible nuclear en tránsito hacia Rusia o Francia o de regreso a Irán.

Sin embargo, todo cambió a partir de 2011, con la irrupción del largo y doloroso proceso de las mal llamadas "Primaveras Árabes".
Ciertamente, hasta ahora Erdogan ha representado para EE.UU y la.OTAN un aliado fundamental dada la estratégica posición de Turquía y como segundo mayor ejército de la organización atlantista.

Tan fundamental como díscolo, puesto que Erdogan ya ha generado la desconfianza de sus aliados occidentales en más de una ocasión.

Por ejemplo en los casos de 2003, cuando Erdogan no permitió el transito de tropas estadounidenses destinadas a invadir Iraq, o el patrocinio turco del famoso barco Mavi Marmara, que se unió a la flotilla Free Gaza en Chipre para transportar ayuda humanitaria a la franja de Gaza; a bordo, 581 pasajeros, en torno a 400 de ellos turcos, incluidos varios diplomáticos y figuras públicas a bordo.

El último reto que se le presenta a Erdogan es la resolución del contencioso chipriota, donde no hay que olvidar la ocupación militar turca de una parte de la isla. No cabe duda de que este contencioso mantenido durante décadas entre dos países miembros de la OTAN en Chipre es siempre una cuestión pendiente para Turquía; la razón dada originalmente para que los soldados turcos fueron allí desplegados fue la de proteger a los turco-chipriotas de la violencia étnica a raíz del golpe militar griego de 1974.

No es descabellado pensar, como indican algunos analistas (6), que una facción del todavía gobierno estadounidense haya tratado de ofrecer Chipre a Erdogan como "aliciente" para mantenerse dentro de la OTAN. Es lo que podría estarse gestando en las conversaciones sobre la posible reunificación de Chipre que mantienen líderes turcos y grecochipriotas, así como los ministros de Relaciones Exteriores de los países garantes de la isla, Turquía, Grecia y el Reino Unido, detrás del cuál está Washington.

En pos de conseguirlo, Chipre debería ser primero reunificada y desmilitarizada y la OTAN permitiría desplegar fuerzas turcas, en una especie de silenciosa anexión de la isla por parte de Ankara con el beneplácito de EE.UU, lo que equivale a pensar que en caso de una separación definitiva de la OTAN por parte de Turquía le costaría el noreste de Chipre en beneficio de Grecia.

Erdogan debería recordar que ningún país ha abandonado nunca y de manera definitiva la OTAN, con el caso parcial de la Francia de De Gaulle en 1966, abandonando el mando militar integrado.

¿Ruptura con EE.UU?
La cuestión fundamental que se plantea es; ¿hasta qué punto podemos afirmar que Erdogan ha "cambiado" de bando al acercarse a Rusia y elevar sus fricciones con EE.UU y la OTAN? ¿es realmente posible dicho viraje?
Estadounidenses luciendo parches del YPG
Lo cierto es que nos hallamos en un momento de extrema tensión en las relaciones entre EE.UU y Turquía; el ejemplo más sintomático es la respuesta del ministro de exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu, ante la insistencia estadounidense para que los kurdos sirios del Partido de la Unión Democrática Kurda (PYD) y que respalda EE.UU, tomen parte en las conversaciones de paz de Astaná.

Çavuşoğlu equiparó al PYD y su brazo armado (Unidades de Protección del Pueblo (YPG) con "grupos terroristas análogos" como Al-Nusra o DAESH y respondió que tenían el mismo derecho a participar que el PYD.

Aprovechó también para pedir al nuevo gobierno de Trump que termine la cooperación de Estados Unidos con los kurdos sirios, posibilidad esta bastante remota puesto que EE.UU considera oficialmente a los kurdos sirios como la única baza pública jugable sobre el terreno, habida cuenta de que de manera oficial no apoya ni respalda ni a DAESH ni Al-Nusrah, a los que hipócritamente afirma combatir. Es sólo una postura cara a la galería puesto que la realidad es que la derrota de Aleppo fue también una derrota estadounidense, que coordina desde hace años estas acciones desde las diferentes instalaciones de la OTAN en Turquía.

En palabras de Rex Tillerson ( elegido por Trump para Secretario de Estado ) durante una reciente audiencia en el Senado "los kurdos sirios son el mayor aliado de Estados Unidos en Siria".

Aunque si es cierto que Turquía tiene una baza importante para presionar; amenaza con dejar sin efecto el permiso que otorgó a EEUU para el uso de la base aérea Incirlik, si Washington vulnera los ‘intereses’ de Ankara (en palabras de diplomáticos turcos) y que puede interpretarse tanto en el apoyo a las milicias kurdo-sirias de YPG como, si definitivamente Turquía se plantea erradicar a DAESH, en el hipotético apoyo que dicha base pueda ofrecer a dicha entidad.

El ministro de exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu, lanzaba otro dardo envenenado ante la falta de apoyo por parte de EE.UU a la operación que efectúa Turquía en la ciudad de Al-Bab, situada en el norte de Siria, deslizando que realmente Estados Unidos apoya al DAESH.
 
"Si no nos están apoyando en la operación más importante que hemos llevado a cabo contra DAESH, ¿por qué deberían seguir en Incirlik?". (7)

El propio Erdogan ya acusó a Estados Unidos de seguir constituyendo el principal apoyo para los yihadistas (DAESH incluido) sugiriendo que ése era el papel que Turquía ha venido jugando durante años, con lo que veladamente estaría asegurando que renuncia a seguir haciéndolo. Erdogan alegó a finales de diciembre que Turquía estaba en posesión de "pruebas confirmadas, con fotografías, fotos y videos" del apoyo de Estados Unidos a DAESH.

La diplomacia estadounidense, en boca del ínclito Mark Toner, portavoz adjunto del Departamento de Estado, echaba balones fuera de manera poco convincente dada la gravedad de las acusaciones vertidas por un gobierno aliado y argumentaba que los turcos reaccionaban así en respuesta a la alianza tácita entre las fuerzas kurdas sirias y la coalición encabezada por Estados Unidos.

"Quiero decir, la idea de que Estados Unidos no está combatiendo activamente a Daesh, por ejemplo, es ridícula teniendo en cuenta todo lo que hemos logrado durante el último año y medio en realmente reducir el punto de apoyo de Daesh en Siria, así como en Irak". (8)


De igual forma olvidamos, bajo nuestro punto de vista occidental, que Turquía considera a YPG como una organización terrorista con la cuál esta en guerra abierta décadas antes de la irrupción de DAESH.

Independientemente del juicio que nos merezca este largo conflicto, lo cierto es que el ministro turco de Defensa, Fikri Isik, no estaba exento de razón afirmando que si Estados Unidos es su aliado en la OTAN, “la base de nuestra alianza tiene que ser transparente”,y, de no ser así, “sería difícil mantener esta alianza”. Es decir, un aliado como EE.UU no puede seguir ofreciendo su respaldo a una organización que los turcos califican como abiertamente enemiga y hostil.


¿Y qué hay respecto al "cambio de bando" turco?
Llegamos a la cuestión clave; sí la Turquía de Erdogan abandona total o parcialmente la esfera de influencia estadounidense, ¿sería para entrar en la órbita rusa?

Turquía no es solo un país miembro de la OTAN, sino que junto a Arabia Saudita es el principal padrino del yihadismo internacional tras la retirada qatarí lograda por Rusia al permitir la entrada qatarí en el gigante petrolero Rosneft.

Y durante un lustro, Turquía ha sido la pieza clave para que Al-Qaeda (Al Nusrah) y Daesh se establecieran y fortalecieran en Siria y en Iraq, haciéndoles llegar todo tipo de pertrechos y armamento e incluso participando la familia de Erdogan, a título personal, en el lucrativo contrabando de petróleo robado por DAESH en Iraq y Siria, amén del saqueo de áreas industriales y arqueológicas en ambos países y cuyos botines transitaban por la porosa frontera turca.

Gracias en gran parte a la actuación turca, la República Árabe Siria llegó a estar contra las cuerdas enfrentándose a una verdadera avalancha de yihadistas procedentes de todo el globo, los cuáles utilizaban la cómoda frontera turca como puerta de entrada a Siria, bajo la criminal complicidad y dirección del gobierno de Erdogan.

Damasco solicitó la ayuda de sus aliados y logró la intervención iraní y la irrupción de Hezbolá, que junto a la decisiva intervención de Rusia desde septiembre de 2015, han logrado reverter la situación en líneas generales, pese al camino que queda por recorrer para lograr una victoria definitiva y el punto y final a la guerra.

Como hemos comprobado, es cierto que los dirigentes turcos han iniciado ya un cambio de retórica. Pero esas palabras van a tener que verse reflejadas en actos concretos sobre el terreno si verdaderamente el gobierno turco quiere recuperar la confianza rusa.

Por ejemplo, un aspecto clave es el control que el ejército turco ejerce sobre la localidad de Azaz, situada sólo a siete kilómetros de la frontera con Turquía , en el norte de la provincia siria de Aleppo. Esta población fue la segunda que tomaron las fuerzas turcas después de Jarablus y tras la invasión de agosto, ocupada desde 2012 por Nureddin al Zinki y Frente Al Nusra y en pugnas intestinas con DAESH.

Azaz y Jarablus son desde hace años puntos vitales en las rutas de Turquía a Siria, abasteciendo a dichos grupos terroristas con armas, hombres y logística, y para Erdogan supone un elemento de presión importante a la hora de intervenir en Siria.

El gobierno turco, si así lo decidiera, podría cerrar la frontera turca de un momento a otro y facilitar el rápido hundimiento de estos dos grupos. ¿Lo hará?

Indudablemente, otro de los poderosos motivos que podrían impulsar una nueva estrategia turca es el fracaso de la Operación 'Escudo del Éufrates', la invasión del norte de Siria iniciada en agosto de 2016 con el supuesto objetivo de asegurar las fronteras turcas frente a DAESH y los kurdos, contando con el respaldo de los "yihadistas moderados" a los que en Occidente se denomina Ejército Libre Sirio (ELS).

Erdogan, siempre tan locuaz como imprevisible, deslizaba a finales de noviembre que Ankara comenzó la operación militar en Siria para “poner fin al Gobierno de Bashar al-Asad”. Cuando públicamente el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, exigió a Erdogan que aclarara sus objetivos contra Al-Assad en Siria, Erdogan reculó y sólo dos días después aseguraba que las operaciones en Siria estaban dirigidas sólo contra los terroristas.

Verdaderamente, desde entonces son severas las derrotas sufridas por el Ejército turco en el norte de Siria. Estas derrotas habrían provocado la dimisión de hasta 50 altos oficiales del Ejército turco presentes en Siria, hastiados de una situación en la cuál se combinan derrotas militares severas (por ejemplo, con la primera derrota en combate de los carros Leopard del Ejercito turco), las acusaciones al ESL de vender a DAESH armas y equipos que les habían sido facilitados por el Ejército turco o la humillante negociación entre oficiales turcos y DAESH para el intercambio de los cuerpos de los dos soldados turcos quemados vivos por DAESH a cambio de seis terroristas del grupo. (9)

Con un ejército en pleno proceso de purga en sus mandos, esta noticia viene a confirmar la situación de deterioro que se vive en el seno de la oficialidad turca.

En conclusión, la históricamente tortuosa relación entre Rusia y Turquía tendría para los rusos un excelente nuevo capítulo ante la perspectiva de una posible salida de Turquía de la OTAN; Putin, estratega sobradamente acreditado, se adelantaría una vez más a Washington si lograse procurar una fractura en el seno atlantista, aunque ello no conduzca necesariamente a una alineación turca con Moscú, pues son muchas las diferencias aún por salvar.

Si Moscú logra apartar a Erdogan de la OTAN y situarlo en una especie de medio camino entre Estados Unidos y Rusia, se anotaría un tanto valiosísimo, como el que se anotó al consolidar la alternativa al malogrado gasoducto South Stream haciéndolo transitar por Turquía en lugar de por Bulgaria.

Como casi siempre, y aún mucho más tratándose del volátil Erdogan, solo el tiempo será quien quite o dé la razón.

NOTAS
(1) http://www.telesurtv.net/news/Iraq-anuncia-acuerdo-de-retirada-de-tropas-turcas-del-pais-20170107-0032.html
(2) https://actualidad.rt.com/actualidad/228520-turquia-finalizar-muro-frontera-siria-irak
(3) http://www.europapress.es/internacional/noticia-turquia-vincula-gulen-pkk-estado-islamico-informe-golpe-estado-fallido-20170107035610.html 
(4) http://www.cbc.ca/news/world/turkey-erdogan-trump-economy-1.3910464
(5)  http://elpais.com/diario/2009/11/17/internacional/1258412403_850215.html 
(6) http://www.voltairenet.org/article194880.html 
(7) http://www.hispantv.com/noticias/turquia/329522/isik-amenaza-eeuu-cerrar-base-incirlik
(8) http://aranews.net/2017/01/us-alarmed-by-turkeys-ridiculous-anti-western-rhetoric/
(9) http://spanish.almanar.com.lb/50708 

sábado, 17 de diciembre de 2016

DAESH "resucita" en Palmyra


La nueva ofensiva relámpago desplegada por Daesh entorno a la ciudad de Palmira y sus campos de petróleo circundantes, quizás haya podido significar una sorpresa para muchos, pero lo cierto es que los acontecimientos que se han desencadenado a raíz del desplome yihadista en Aleppo apuntaban a que podía suceder algo como lo acontecido en el desierto sirio entorno a la histórica y emblemática ciudad.

Para cualquiera que haya seguido el desarrollo de la mal llamada "guerra civil" en Siria, la situación actual le resulta familiar. El motivo para ello, que cada día parece hacerse más palpable, no ya sólo el patrocinio occidental y de sus socios árabes sobre todos los movimientos yihadistas en Siria e Iraq, sino lo que desde hace tiempo parece ya una abierta dirección de la estrategia y operaciones de dichos grupos sobre el terreno (incluido Daesh) desde Washington, Londres, Ankara o Ryhadd.

Durante este largo conflicto se ha constatado en múltiples ocasiones como la estrategia de dichos grupos, a los que EE.UU y otros países afirman combatir, se corresponde con los intereses y objetivos puntuales de sus verdaderos valedores, incluso en ocasiones frente a la más aparente y elemental lógica militar.

No es este el caso de los hechos recientes de Palmira, puesto que se aprecia con evidencia que responde a un intento de minimizar los daños tras la ya irremisible derrota de Aleppo, tratando de hacer desviar recursos a este frente por parte del ejército sirio y la aviación rusa, además de intentar capturar los importantes recursos de hidrocarburos de la zona.

Ciertamente, desde que se recuperó Palmira no han cesado las incursiones yihadistas, pero la ofensiva actualmente en curso supera con mucho cualquier intento anterior.

Cabe preguntarse, ¿porqué ahora?. ¿Cómo ha sido capaz Daesh, supuestamente inmovilizado y cercado en Mosul y supuestamente sometido a duros bombardeos de la Coalición en su feudo de Raqqah, de arriesgarse a desplegar una ofensiva tan masiva concentrando tan numerosos medios y equipamiento en zonas desérticas a merced de la aviación? ¿Porque desproteger Mosul o Raqqah pasando a una ofensiva de dudosa finalidad? ¿Acaso solo para lograr un efecto propagandístico? ¿Qué interés tendría Daesh, supuestamente enfrentado a todos los grupos rebeldes sirios, en ayudarlos de forma tan descarada tratando de atraer la atención sobre sí y lejos de Aleppo?.

Hechos previos a la "inesperada" ofensiva de Daesh
No cabe duda de que la principal motivación para esta nueva ofensiva de un resucitado Daesh se explica porque la campaña para derrocar al gobierno sirio pierde terreno rápidamente y se hace cada día más patente la posibilidad de una victoria para el gobierno sirio y sus aliados.

Ciertamente debemos repasar los acontecimientos y la actitud de EE.UU y la UE en relación a Aleppo pr,evios a este "resurgir" de Daesh.

Propuesta de la Onu para administrar Aleppo
Hace menos de un mes, el gobierno sirio rechazó una propuesta de la ONU que pretendía otorgar autonomía a los distritos orientales de Aleppo que aún estaban bajo control yihadista. (1)

Frente a esta inaceptable propuesta, el canciller sirio argumentaba que restaurar el gobierno era una cuestión de "soberanía nacional" y que Damasco no permitiría que los residentes del este de Aleppo fueran "rehenes de 6.000 hombres armados".

El enviado especial de la ONU, Stefan De Mistura se destapaba posteriormente en una entrevista con el diario británico The Guardian, con unas declaraciones en las cuáles afirmaba que el gobierno sólo lograría una "victoria pírrica" en Aleppo si no llegaba a un acuerdo político con la oposición. De manera sospechosamente extraña, algo que Damasco señaló en su momento, afirmaba que la estrategia indiscriminada del Ejército podría llevar a más rebeldes moderados a las filas del grupo Estado Islámico.

No acaban aquí las "iniciativas diplomáticas" occidentales; una increíble propuesta supuestamente realizada por la diplomacia europea no pretendía sino sobornar a Al-Assad, quizás como ultimo cartucho para conservar algo de influencia sobre el resultado de la guerra. Básicamente consistía en la promesa de asistencia financiera europea a Damasco a cambio de permitir que las bastiones yihadistas diseminados por el país fuesen respetados por el Ejército Sirio, planteando al Presidente sirio una fragmentación del territorio nacional en la práctica y un reconocimiento de las entidades terroristas que combate desde 2011; inclusive se hablaba de que dichas entidades territoriales ( incluídas las controladas por Al Nusrah ) llegaran a convertir a sus militantes armados en..¡las nuevas fuerzas de seguridad del país allá donde gobernaran!.(2)

Al menos eso prometió Federica Mogherini a los líderes de la oposición y obviamente rechazada de pleno por Damasco.

Pero hay más elementos que inducen a pensar que este nuevo resurgir de Daesh no coincide por casualidad con el ya definitivo descalabro de las fuerzas apadrinadas por Occidente en Aleppo.

Pasó relativamente desapercibido el hecho de que el pasado 15 de noviembre, el Congreso estadounidense aprobaba en una sesión especial la Resolución 5732, conocida como la "Ley de Protección Civil de Siria César", que en términos reales representa un acto de guerra. Y lo hizo bajo las especiales condiciones de impass en las que se encuentra actualmente EE.UU.(3)

Por si fuera poco, en otra de las últimas decisiones del todavía presidente Barack Obama, optó por levantar el 9 de diciembre las restricciones para el suministro de armas a los aliados de Washington en Siria con el fin de "apoyar operaciones especiales de Estados Unidos para combatir el terrorismo en Siria". Lo que realmente significa es que EE.UU armará directamente a sus elementos sobre el terreno y, tal vez, decida equiparles con armamento anti-aéreo portátil en un último intento por reducir la presión de la aviación rusa y siria sobre los denominados "rebeldes".

Se trata de un mero formalismo; EE.UU ha estado proporcionado armamento a la "oposición" al menos desde finales de 2011, cuando la CIA supervisó el saqueo y posterior traslado de armas libias a través de Turquía.

Los mass media estadounidenses y europeos fueron adoctrinados para propagar la falsa versión de que eran Arabia Saudita y Qatar quienes suministraban armamento, mientras que EE.UU proporcionaba solo ayuda médica, telecomunicaciones etc..

Una enorme mentira puesto que estos países
( junto a Turquía y Jordania) compraban masivas cantidades de armas estadounidenses para reponer sus propios arsenales que vaciaban entregándoselos a los "rebeldes" en Siria e Iraq.

Ante la evidencia del papel de EE.UU y sus aliados europeos y árabes en la creación y dirección de un Daesh, al cuál se unieron en sus momento miles de "rebeldes" atraídos por los espectaculares salarios que ofrecía, incluso personajes de un nivel moral tan ínfimo como el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Mark Toner, han debido reconocer que Estados Unidos no podrá garantizar que sus armas no cayeran o sigan cayendo en manos del grupo terrorista Daesh, tras enviarse a Siria.

"Nunca podré decir en ningún campo de batalla —y ya hemos hablado de esto antes— que la asistencia de equipos no pueda cambiar de manos, pero no lo hemos visto recientemente", indicó.(4)

Lógicamente, Tóner no va a admitir como el Pentágono y la Casa Blanca son los verdaderos artífices y valedores de Daesh, pero ante la abrumadora acumulación de evidencias, Washington tal vez haya intentado ofrecer una versión edulcorada del porqué Daesh y Al Nusrah siguen recibiendo todo tipo de suministros "made in USA". Y muy probablemente, incluídos los pertrechos con los que Daesh ha podido montar esta ofensiva contra Palmira.

Operaciones sobre el terreno
Cuando el pasado 27 de marzo de 2016, , el ejercito sirio expulsaba a los yihadistas de Palmira, muchos entendieron el hecho como un importante punto de inflexión en la guerra; Palmira significaba un punto estratégico para un futuro avance en dirección a Al Raqa y Deir Ezzor.

Analizando la reciente ofensiva desde el punto de vista de las operaciones sobre el terreno, hallaremos un factor clave; el estancamiento de las operaciones sobre Mosul por parte de las fuerzas iraquíes, que han pasado de acariciar la posibilidad de expulsar a Daesh de Irak a prácticamente detener en seco sus operaciones.

Para ello es necesario entender la dudosa decisión de la autodenominada Coalición Internacional liderada por EE.UU de suspender sus operaciones en ese frente hasta la primavera de 2017, aduciendo el endeble argumento de la llegada de la temporada de lluvias y las supuestas limitaciones que implican sobre sus operaciones aéreas.

Daesh no ha tardado semanas sino días en aprovechar la coyuntura, aprovechando igualmente las facilidades que tanto EEUU y Arabia Saudí habrían ofrecido a los yihadistas asegurándoles un corredor de salida de Mosul, con lo cual Daesh habría maniobrado con libertad de acción por el desierto iraquí. Se trataría de un acto reprobable, aún aceptando el falaz argumento de que con esta medida, EEUU se asegura una menor resistencia en Mosul, y que una vez más demostraría el papel de verdadera fuerza sobre el terreno al servicio del Pentágono que tiene Daesh, al que la Coalición se niega a destruir en el que parecía su momento de máxima debilidad; una coordinación sospechosamente reeditada tras el bombardeo estadounidense sobre fuerzas sirias en Deir Ar Zor que ya sirvió a Daesh para lanzar otra ofensiva en la zona.

De la misma manera resulta revelador el hecho de cómo los rebeldes de Aleppo bombardearon un hospital de campaña ruso recién instalado, del cuál sólo pudieron conocer su exacto emplazamiento mediante fotos satelitales.

Dos hechos relacionados con lo anteriormente expuesto dejarían en evidencia a la Coalición; en primer lugar, la aviación iraquí si efectúa acciones en el área donde la Coalición afirma su imposibilidad de actuar, como demostrarían los últimos ataques aéreos en el oeste de Mosul, unos 400 kilómetros al norte de Bagdad, y donde la Dirección General de Inteligencia del Ejército de Iraq estima que habrían sido eliminados 20 comandantes y otros 50 miembros de Daesh.(5)

Y en segundo lugar, el acceso a fuentes de información satelital por parte de Deash habría sido de nuevo un elemento clave para desencadenar la ofensiva, habida cuenta de la debilidad de las fuerzas sirias estacionadas allí en el momento.


Desde el punto de vista militar, es cierto que Palmira representa un fundamental cruce de caminos y que está circundado por importantes yacimientos de hidrocarburos. Sin embargo todo parece indicar que el devenir del conflicto, con las grandes victorias sirias en Aleppo y la zona de Damasco, no permitirá a Daesh mantener la posesión de éste enclave por mucho tiempo, a pesar del beneplácito de la Coalición para no operar contra ellos.

Otro aspecto clave para entender el porqué de esta iniciativa yihadista debemos volver a buscarlo en Aleppo, donde Hezbollah estaba preparando una fuerte ofensiva sobre la autopista Aleppo-Idlib, tal vez primera acción cara a la liberación del ultimo gran bastión yihadista en Siria como es la citada provincia de Idlib, justo cuando el caos y la desmoralización cunden entre los militantes tras la pérdida de Aleppo.

De hecho, la operación de Daesh ha provocado ya el envío de una fuerza de Hezbollah a la zona, cuantitativamente pequeña, pues se trataría de un par de centenares de hombres enviados al aeropuerto militar T-4, otro de los objetivos de la ofensiva de Daesh pues supone un enclave fundamental. Horas antes, el mando sirio desplegó de emergencia al 800º Regimiento de paracaidistas de la Guardia Republicana en la zona occidental de Palmira ante la inminente amenaza al aeropuerto militar T-4 por parte de Daesh, logrando estabilizar la situación tras duros combates.(6)

En cifras, para la ofensiva del pasado 10 de diciembre contra Palmira, Daesh concentró una fuerza de hasta 5.000 combatientes, cuyo componente mayoritario hubo de desplazarse desde Al Raqa hasta Palmira a través de 230 km de desierto; el resto del contingente procedía de Mosul, donde ya hemos comentado las extraordinarias facilidades de las que Daesh disfrutó para incursionar sin molestias en territorio sirio. Las fuerzas sirias, que se cifraban en un millar de efectivos, fueron incapaces de hacer de oponer resistencia.

Es también evidente que han existido errores en las labores de inteligencia sirio-rusas, pero no deja de sorprender el hecho de que Daesh se mueve con libertad y ataca cuando puede hacer más daño, en el momento en el que la "comunidad internacional" lamenta lo que denominan como pérdida de Aleppo.

En conclusión, frente al desastre de Aleppo, los enemigos jurados de la República Árabe Siria siguen manejando sus activos sobre el terreno, cada vez más debilitados, pero todavía capaces de prolongar una cruenta guerra que dura años.

NOTAS:
(1) https://noticias.terra.es/mundo/medio-oriente/siria-rechaza-propuesta-de-la-onu-para-tregua-en-aleppo,cb5b563ad8dce703b3a9cc0559fffbc0mhujlbgm.html
(2) http://www.thetimes.co.uk/article/eu-offers-cash-to-assad-regime-for-syria-peace-deal-w8shn8rjx
(3) http://theduran.com/war-with-russia-us-politicians-close-to-approving-no-fly-zone-in-syria/
(4) http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/326974/siria-armas-estado-islamico-portavoz-toner
(5) http://spanish.almanar.com.lb/38975
(6) https://www.almasdarnews.com/article/hezbola-envia-refuerzos-para-combatir-isis-en-palmira/

martes, 15 de noviembre de 2016

La nueva "Ruta de la Seda"



La ambiciosa iniciativa china conocida como la nueva Ruta de la Seda ("Corredor económico de la ruta de la Seda”) continúa su desarrollo en medio de las vicisitudes de la geopolítica internacional; un proyecto que "amenaza" con convertirse en el principal motor económico y comercial global en el siglo XXI, reconfigurando así la geopolítica internacional para situar definitivamente a China como primera potencia económica del planeta y centro del comercio mundial.

En términos absolutos, la ruta abarca a 60 países y combina una ruta terrestre y una vía marítima que conecta China con Europa a través de Asia Sur-Oriental, Asia Central y Oriente Medio. En la ruta se sitúan aproximadamente un 75% de las reservas de conocidas de hidrocarburos, implicando a un 70% de la población mundial en la iniciativa y a un extensísimo área donde se genera más de la mitad del PIB mundial.

Pone también de manifiesto que, como un proyecto a desarrollar durante los próximos treinta o cuarenta años, China demuestra que cuenta una estrategia sólida de desarrollo a largo plazo de la que carecen EE.UU, Japón o la UE, presentada al mundo con el tradicional estilo chino, apelando a la comunidad internacional para colaborar en la construcción de un mundo “armónico e incluyente de paz, cooperación y beneficio compartido".

Por tanto, y tratándose de la mayor iniciativa comercial global de todos los tiempos, estamos asistiendo al desarrollo de un trascendental acontecimiento histórico que podría reconfigurar el mundo, desplazando el poderío económico y comercial global desde Occidente ( Europa, Norteamérica..) hacia China y hacia Asia, equilibrando el poder político global a largo plazo, puesto que la fecha de finalización  del megaproyecto se sitúa en 2049.

Desde EE.UU ya han surgido voces de alarma ante esta nueva realidad. James Woolsey, ex-director de la CIA entre 1993 y 1995 y cercano asesor del presidente electo de EEUU, Donald Trump, publicaba en fechas recientes un articulo de opinión en el diario hongkonés South China Morning Post, criticando duramente la postura de rechazo de Obama frente al Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII) y reclamando un giro en la postura estadounidense respecto a la iniciativa de la nueva Ruta de la Seda:

"En Washington hoy se reconoce ampliamente que la oposición de la Administración Obama a la formación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras fue un error estratégico y espero que la respuesta de la próxima administración a la iniciativa de la Franja y la Ruta será mucho más cálida". (1)

La nueva Ruta de la Seda
China ha puesto su mirada en los territorios por donde ancestralmente transitaron las exportaciones chinas a Occidente, tanto por vía terrestre como marítima.

En 2013, el presidente chino, Xi Jinping, recordaba una figura clave en la larga Historia de China: Zhang Qian, enviado imperial que se dirigió dos veces hacia el oeste (en 138 y 125 a.C.) y exploró las regiones de Asia Central, cuyos viajes se relatan en crónicas chinas (Shiji o Memorias históricas) recopiladas en el siglo I a. C.

Zhang Qian es considerado en China como el padre de la ruta de la seda, como fue conocida posteriormente.

Mediante su amplio plan de inversión y construcción de infraestructuras y conexiones (líneas férreas, autopistas y puertos) pretende de nuevo comunicar estrechamente China con Asia Central, Oriente Medio y Europa Occidental. Por supuesto, incluye así mismo una Ruta de la Seda Marítima que unirá las rutas marítimas con el sudeste asiático, Oriente Medio y África.

El diseño de estas ruta marítimas se ha elaborado teniendo muy presente el viejo concepto del "collar de perlas", del cuál China se verá parcialmente libre mediante la diversificación de las conexiones y rutas comerciales.

No olvidemos que prácticamente todo el comercio marítimo de China fluye a través de los puntos de estrangulamiento cuyas fronteras están controladas ya sea por estrechos aliados de Estados Unidos o por naciones no alineadas con China. La estrategia del "collar de perlas" se refiere a ese arco virtual que pasa por Japón, las islas Ryukyu y la península de Corea, en el norte, moviéndose hacia el sur a través de Taiwán, Filipinas e Indonesia hacia Australia. Los chinos son conscientes de que a lo largo de este arco, la Marina de EE.UU. sería capaz de desplegar amenazadoramente sus portaaviones y demás barcos de guerra para amenazar muy seriamente el acceso de China a su petróleo transportado a través del Estrecho de Malaca.(2)

Europa, punto clave
Mientras en Europa se perpetúa y acentúa la crisis económica e incluso la unidad del proyecto europeo se ve seriamente amenazado, China intensificó la presencia de sus inversiones y propuestas de cooperación en Europa a lo largo de 2015.

Y es que Europa es pieza clave dentro de los planes chinos. De hecho la UE constituye el principal socio comercial de China y el principal destino de las inversiones chinas fuera de Asia, tras aumentar un espectacular 55% en 2015, lo que supone que China invirtió en Europa más del doble de lo que lo hizo en EE.UU. Las cifras totales suponen que la inversión china en Europa se ha triplicado desde 2013 y las perspectivas indican que estas cifras quedaran superadas en 2016. (3)

China entiende Europa como prioridad estratégica y gestiona ya una verdadera puerta al comercio marítimo como es Grecia, donde gigantes chinos como COSCO ya adquirieron gran parte de la gestión de los puertos de Salónica y El Pireo, orientando sus inversiones para transformarlos en la bases de su expansión hacia los Balcanes y el sur de Europa.

En la región balcánica, China ya alcanzo acuerdos en diciembre de 2014 con los gobiernos de Hungría y Serbia para construir una línea de ferrocarril entre Belgrado  y Budapest, que en teoría debería estar finalizada en 2017;  China concedió con este propósito a Serbia un crédito por valor de 608 millones de dólares. En el futuro, esas infraestructuras deberían ampliarse hacia el sur, por Macedonia y Grecia, hacia los mencionados puertos de Salónica y El Pireo. (4)


Los experimentos de extensión y profundización de la nueva ruta de la Seda en Europa ya alcanzan la Península Ibérica. En 2014 se puso en marcha un experimental servicio de trenes de mercancías que ya ha propiciado el primer enlace entre Yiwu, en la costa oriental de China, y Madrid, tras 13.000 kilómetros de recorrido que convierten esta red férrea en la más larga del mundo. Respecto a los enlaces marítimos, los puertos de la Península y el Mediterráneo resultan esenciales con vistas a complementar el comercio terrestre con CentroEuropa.

Rusia y  la Unión Económica Euroasiática
Otro factor fundamental realza la importancia geopolítica del proyecto chino de la Ruta de la Seda, puesto que en el está involucrado también Rusia y la Unión Económica Euroasiática formada por la propia Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazakstán y Kirguistán, y a la que esperan acceder también Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Siria y quizás algún día, la mismísima Turquía.

Rusia reaccionó a la guerra económica mediante sanciones económicas desatada en su contra a partir de 2014, virando hacia Oriente. Este reposicionamiento fue sellado mediante el enorme contrato de suministro de gas a China por parte de Rusia que se extiende durante las próximas tres décadas, intensificando estrechamente la cooperación chino-rusa en todos los ámbitos.

Rusia entiende además que la colaboración con China es fundamental para desarrollar su también ambiciosa estrategia para Siberia y Lejano Oriente, con enorme potencial en todos los aspectos.

Prueba de esta cooperación, y formando parte de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, recientemente empresas chinas y rusas firmaron un acuerdo para desarrollar conjuntamente el Centro de Logística de la Terminal Bely Rast de Ferrocarriles Rusos de Moscú y convertirlo en el centro de logística más grande de la capital rusa.

Una infraestructura enmarcada dentro de la conexión del Puerto Yingkou ( provincia de Liaoning, nordeste de China) con Moscú y Varsovia a través de rutas ferroviarias, y solo una parte más del entramado de interconexiones ferroviarias que proyecta construir también una línea ferroviaria de alta velocidad entre Moscú y Pekín.(5)

--Medio Oriente
Las inversiones de la ruta en el mundo árabe han propiciado ya importantes acuerdos chinos con Arabia Saudí, Irán e Iraq, entre otros. China seguirá precisando de los recursos energéticos de la región en el futuro, además de asegurarse el ascenso a nuevos y pujantes mercados como el iraní.

En febrero de 2016 llegaba a Irán el primer tren chino de la Ruta de la Seda tras recorrer más de 10.000 kilómetros  y atravesar Kazajistán y Turkmenistán, conectando Teherán con la provincia costera de Zhejiang en el este de China.(6)

Y otro nuevo hito alcanzado se producía hace apenas días cuando era anunciada la llegada del primer convoy comercial al puerto de Gwadar desde Kashgar (China), tras atravesar de norte a sur la parte occidental de Pakistán. El embajador de China en Pakistán, Sun Weidong, señalaba que el concepto de "un corredor con múltiples vías" del Corredor Económico China-Pakistán (CEChP) había logrado ser ya una realidad palpable.(7)

--Latinoamérica
Aunque es evidente que por motivos geográficos América Latina y el Caribe no se incluyen en la ruta de la seda, el cada vez mayor peso de China como socio comercial en ambas regiones ha propiciado que los países de la asociación América Latina y el Caribe (ALC) acojan con agrado las propuestas chinas de integrarse a los proyectos de la Ruta de la Seda mediante estratégicas extensiones como, por ejemplo, el proyecto de ferrocarril transcontinental que conectaría la costa del Pacífico de Perú con la costa atlántica brasileña.

--África
China tampoco pierde África de vista, donde sigue avanzando con paso firme y consolidando su posición de primer socio comercial del continente africano. En 2015, China y la Unión Africana (conformada por 54 países) firmaron un memorando contemplando inversiones por valor de 60.000 millones de dólares, amén de la presentación de múltiples iniciativas para nuevas formas de cooperación comercial y extensión de infraestructuras, ligadas en mayor o menor medida al gran proyecto chino.

La iniciativa en cifras
Resulta inevitable la comparación con el famoso Plan Marshall estadounidense ( European Recovery Program entre 1948-1951) como ha sucedido repetidamente desde la presentación pública de la iniciativa.

Sin embargo no hay comparativa posible tanto en la magnitud de las cifras como en las circunstancias históricas, sociales y políticas en que se suceden ambos hechos.

Estados Unidos actuó en su propio beneficio durante la posguerra, estimulando las economías europeas para convertirlas en dependientes socios comerciales, imponer la dependencia militar con respecto a EE.UU a través de la OTAN y aupar al dólar como moneda de referencia mundial a través de Bretton Woods. Inclusive un importante 5%  de dichas ayudas (685 millones de solares de la época) fue destinado a la CIA y sus operaciones en Europa, encaminadas a reducir o eliminar la influencia comunista en Europa Occidental, quizás el más importante y ocultado objetivo del famoso Plan Marshall. (8)

Ni que decir tiene que tampoco hay comparativa posible con el proceso ampliación de la Unión Europea en 2004.

El economista Stephen L. Jen (Eurizon SLJ Capital Ltd.) estima la valoración del proyecto en unos US$1,4 billones, aunque otras estimaciones llegan a a hablar de hasta 4 billones de dólares.

Las conclusiones extraídas, entre otros muchos, por Stephen L. Jen, suponen que la iniciativa china tendrá doce veces la magnitud del Plan Marshall en términos absolutos de dólar ( EE.UU dedicó 13.000 millones de dolares de la época); además, según el estudio, China podría llegar a  invertir el 9% de su PIB en el proyecto lo que aproximadamente supondría, en términos de PIB, el doble de la inversión estadounidense en la Europa de posguerra. (9)

Reconversión de la economía china
El proceso de reconversión de la economía china es ya un hecho, que se ve reflejado en la naturaleza de las inversiones chinas realizadas en Europa.

El 39,4% de las inversiones chinas en 2015 en la UE se destinaron al sector manufacturero y un 25,9% en compañías relacionadas con logística y transporte; otros sectores importantes fueron el inmobiliario ( especialmente en Reino Unido), el sector financiero o la energía.




El sector manufacturero chino avanza hacia el autoabastecimiento dado que los chinos han puesto sus ojos en las cadenas de suministro globales, produciéndose ya desequilibrios en todo el planeta puesto que durante años la mayor parte de los materiales provenía del extranjero.
El gobierno chino ha apoyado estos cambios con sus políticas. En 2015 ponía en marcha un ambicioso plan para elevar el porcentaje nacional de los componentes y materiales esenciales hasta un 40% para 2020 y 70% para 2025.

En efecto, China ha reducido notablemente sus importaciones en este sentido,logrando sustituir gran parte de las importaciones de los materiales básicos que necesita para su tejido industrial por productos nacionales. Las exportaciones a China, que habían subido casi todos los años desde 1990, cayeron 14% en 2015, acumulando ya un descenso de 8,2% en los primeros nueve meses de 2016.(10)

Es evidente que China busca incorporar tecnología y conocimiento (know-how) con la adquisición de compañías europeas; el ejemplo más claro lo representa la que ha sido hasta la fecha es la mayor inversión china en el extranjero como es la compra de la suiza Syngenta por parte de ChemChina por un valor de 39.500 millones de euros.

China refuerza esta estrategia de compras con potentes estímulos económicos; inversiones estatales por valor de US$213.000 millones fueron destinadas para investigación y desarrollo el año pasado (2,1% del PIB chino).

-Cambio geopolítico global
Mas allá de los argumentos económicos sobre los que fundamenta la iniciativa, las repercusiones geopolíticas también serán notables.

Lo cierto es que a día de hoy, tal vez China sea uno de los más fervientes defensores del libre comercio internacional. Una posición determinada tras el hecho fundamental que se produjo en 2001, cuando China ingresaba en la Organización Mundial del Comercio, momento a partir del cual pasó a convertirse en uno de los principales impulsores del comercio mundial. Su espectacular desarrollo se ha producido a la par que el avance imparable de la denominada "globalización".

De hecho, la República Popular China se presenta actualmente como el tercer mayor inversor del mundo, tras EE UU y Japón, pero todas las previsiones señalan que para 2023 China rebasará a ambos países y se convertirá en el primer inversor a nivel global.

En su particular modelo de desarrollo, China combina una férrea posición de defensa del libre comercio internacional con una planificación meticulosa heredada de la tradición socialista, cuyo mejor ejemplo lo representa este proyecto.

Actuando en coherencia con su nuevo rol, China trata de explotar las nuevas realidades de la evidente multipolar naturaleza geopolítica global de este siglo XXI, donde el poder militar habrá de combinarse con el soft-power ( poder blando) para asegurar una posición de primacía y estabilidad en las áreas de influencia más sensibles.

En este sentido, la nueva Ruta de la Seda afianzara definitivamente ese poder blando de China, ofreciendo para ello unas posibilidades de desarrollo y prosperidad económica únicas, en un momento de tremenda incertidumbre política, social y económica tanto en los EE.UU. como en la UE.

Vista la magnitud de las cifras, no cabe duda que la puesta en marcha de los proyectos y la llegada de inversiones redundará en la economía en los países implicados, estableciendo lazos comerciales sólidos y de mutuo interés con una perspectiva a medio y largo plazo, lo que se traducirá en una enorme expansión de la influencia política y económica china.

Por último, China afianzará el proceso de internacionalización del yuan, puesto que conforme se desarrollen las infraestructuras, el comercio y las inversiones generalizarán el uso de la moneda china.

En este sentido el desarrollo del proyecto económico conformará el complemento perfecto a la estrategia china de des-dolarización del comercio y finanzas globales; en el horizonte aparece la clara posibilidad de terminar con la hegemonía del dólar como moneda de reserva mundial.

Es preciso recordar que China ya adquiere hidrocarburos rusos comerciados en yuanes y rublos, a la par que negocia con Arabia Saudita con objeto de que realizar transacciones usando las monedas de ambos países, abandonando el uso del dólar para adquirir petróleo. (11)

Respecto a las finanzas, siguen produciéndose las ventas masivas de deuda estadounidense por parte del Banco Popular de China (cómo también hace Rusia y, desde el verano, Arabia Saudí).


Las ventas de deuda estadounidense, verdadero sustento de la economía de EE.UU, cayeron hasta su nivel más bajo desde julio de 2012 a la par que los bancos centrales de China y Rusia continúan acumulando excelsos stocks de oro (12), siguiendo una tendencia global que irremisiblemente apunta a futuros cambios drásticos acerca del papel del dólar como moneda de reserva mundial; según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), las reservas de oro de los bancos centrales del mundo alcanzan ya el nivel más alto de los últimos 15 años. (13)

Factores adversos
Desde luego, el desarrollo de un plan tan amplio y profundo no está siendo fácil para China; tratar de desplazar la tradicional hegemonía del dolar y convertirse en la primera potencia económica mundial en detrimento de EE.UU está recibiendo respuesta por parte de Washington.

El primer gran escollo a salvar es la pacificación de las regiones en conflicto, con guerras desatadas en Yemen, Siria, Iraq y Ucrania que entorpecen el desarrollo de la iniciativa. No por casualidad la larga mano de Washington se encuentra detrás de todos estos conflictos; cabe incluso conjeturar que todo el proceso de la mal llamada "Primavera Árabe" fuese en gran parte dirigido a contrarrestar el auge de China.

El terrorismo es un escollo que China deberá salvar para afianzar su iniciativa. Deberá hacer frente a la inestabilidad de diversas regiones, derivada principalmente de la invasión y perpetua permanencia de EE.UU y la OTAN en Afganistán, al igual que combate al extremismo islámico uigur en su propia región de Xinjiang.

En segundo lugar, ciertamente no nos hayamos ante una coyuntura económica global excesivamente optimista, incluso para la propia China. Sin embargo, la realidad de la República Popular China dista mucho del sombrío panorama dibujado desde los medios de prensa occidentales y especialmente estadounidenses, que ponen sistemáticamente en duda las cifras oficiales chinas. (14)

Innegablemente, y aunque la situación global pudiera aparentar un escollo, la iniciativa china ha sentido un definitivo impulso motivada precisamente por el hecho de que en 2015 las exportaciones chinas disminuyeran por vez primera en siete años (si bien el ritmo de crecimiento de las inversiones de las empresas chinas en el exterior triplica la media mundial).

Tal vez haya sido precisamente esa ligera desaceleración del crecimiento chino la causante de haber provocado un nuevo impulso al proyecto, para cuya financiación ya se instituyeron tanto el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), con un capital de 100.000 millones de dólares y del que EEUU y Japón no son partícipes, así como el llamado Fondo Vial de la Ruta de la Seda; no parece pues que el desfavorable panorama económico global vaya a frenar los planes de expansión chinos sino que parece estar sirviendo de estimulo para su aceleración.

NOTAS:
(1) http://m.scmp.com/news/china/diplomacy-defence/article/2044829/us-opposition-aiib-strategic-mistake-says-senior-trump
(2) http://lugrogeopolitica.blogspot.com.es/2013_12_01_archive.html?m=1
(3) http://economia.elpais.com/economia/2016/10/24/actualidad/1477299150_123433.html
(4) http://www.lavanguardia.com/economia/20141217/54421553775/china-planea-una-linea-de-ferrocarril-en-los-balcanes-para-acercarse-a-europa.html
(5) http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2016/1110/c31620-9139559.html
(6) https://actualidad.rt.com/economia/199750-china-iran-tren-ruta-seda-fin-dominio-eeuu
(7) http://spanish.xinhuanet.com/2016-11/14/c_135826372.htm
(8) (Tim Weiner."Legacy of Ashes.The secret history of the CIA" )
(9) http://www.bloomberg.com/news/articles/2016-08-07/china-s-marshall-plan
(10) http://lat.wsj.com/articles/SB10052005312475964215204582382793314539240?tesla=y
(11) http://m.chinadaily.com.cn/en/2016-09/24/content_26883645.htm
(12) https://fred.stlouisfed.org/series/GFDEBTN
(13) http://www.voltairenet.org/article193961.html
(14) http://lat.wsj.com/articles/SB12102181175383733663704582384671035085952?tesla=y

sábado, 22 de octubre de 2016

Sputnik Mundo. Daniel Trujillo. " EEUU, principal peligro para la estabilidad mundial".

Washington no quiere negociar con Rusia sobre temas pendientes como las crisis en Siria y Ucrania. Es la principal razón de la falta de avances en las conversaciones sobre estos temas entre los líderes de Alemania, Francia y Rusia, realizadas esta semana en Berlín.



Enlace al audio
https://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/201610211064274177-EEUU-obstaculo-conflictos/

Y es que la UE no actúa de forma soberana, sino que "está repitiendo lo que dice Washington, cuya voluntad, tanto en Siria como en Ucrania, es no llegar a ningún acuerdo de paz", opina el historiador y analista español Daniel Trujillo Sanz, quien califica a EEUU como "el principal peligro para la estabilidad mundial".

Es por ello que no se lograron resultados durante la reunión entre el mandatario ruso, Vladímir Putin, su par francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, subraya el interlocutor de Radio Sputnik.

La cita, en vez de servir como una oportunidad para el diálogo, se convirtió en un pretexto para volver a lanzar acusaciones contra Rusia. Y las consecuencias de la sordera de Occidente ante los argumentos de Moscú las pagan los pueblos de Siria y Ucrania, coinciden analistas.

lunes, 17 de octubre de 2016

Ucrania; peligrosos juegos en busca de la guerra

Ucrania trata descaradamente de reanudar plenamente "su" guerra contra las Repúblicas de Donetsk y Lugansk. Kiev, respaldada, sino orientada desde Washington y Londres, se ha embarcado en una vertiginosa carrera de actos provocadores hacia las repúblicas pro-rusas y hacia la propia Rusia, cuyo colofón ha sido el asesinato del coronel de milicias Arseni Paulov "Motorola", en Donetsk.

Arseni Paulov "Motorola"
El asesinato de Arseni Páulov no puede ser considerado sino como una declaración de guerra por parte de Kiev. Así lo declaró el líder de la RPD, Alexandr Zajárchenko. Cabe recordar que Paulov había sido ya herido el pasado verano en un intento anterior por eliminarle. Otros altos cargos de la República van mas allá. Denis Pushilin lo explicaba de ésta manera:

"Ucrania no puede permitirse una ofensiva, pues sabe que perderá, y vuelve a recurrir a los atentados terroristas, es decir emplea a grupos subversivos que actúan de esta manera. A lo mejor, con su atentado terrorista Ucrania pretende resolver el conflicto por fuerza".(1)

Por su parte el portavoz del Ministerio del Interior de Ucrania, Artiom Shevchenko, trataba perniciosamente de deslizar la idea de que Pavlov pudo haber caído víctima "de sus propios cómplices" o incluso por orden de Moscú. El mismo tipo de hipocresía empleado ya cuando Kiev asesinó al también comandante Alexey Mozgovoy, líder de la Brigada Prizrak, en marzo de 2015.

Arseni Pávlov era todo un símbolo de la resistencia de las Repúblicas Populares.

Tenía 33 años y había nacido en Komi, aunque residía en Rostov del Don, trabajando de salvavidas antes de implicarse en el conflicto, habiendo acumulado ya experiencia militar en la segunda guerra de Chechenia.

Paulov habría intentado organizar ya una resistencia al Maidan en Kharkov en marzo de 2014, pero su verdadera actividad al frente de las Auto-defensas se inició en abril de 2014 en Slaviansk, tras la guerra desatada por Kiev, trasladándose a Donetsk posteriormente.

Se considera clave su actuación en la batalla de Ilovaisk, en agosto 2014, al mando del batallón Sparta, así como durante la defensa del aeropuerto de Donetsk, convirtiéndose él y su unidad en una de las más reputadas entre las filas milicianas.

Ucrania no es soberana
El tristemente celebrado Maidan entregó Kiev a la OTAN, quien dirige desde entonces la política militar y exterior de Ucrania, no en vista de solucionar conflictos, sino como instigadora constante del enfrentamiento hacia Rusia y sus aliados.

Un hecho constatable solo con repasar algunos de los nombrados como consejeros especiales del presidente como el ex-Secretario de la OTAN Fogh Rasmussen, el georgiano-ucraniano Mikheil Saakashvili o el general estadounidense J. Abizaid (ex-comandante del CENTCOM).

Los hechos acaecidos en la ultimas semanas también lo corroboran, pues Ucrania está actuando de forma suicida. Habida cuenta de la lamentable situación de la economía, la industria, las finanzas y el estado general de las Fuerzas Armadas ucranianas, ni siquiera el fanatismo ultra-nacionalista puede explicar que Ucrania quiera emprender una nueva campaña a gran escala en Donbass, tratando, como es habitual, de incitar a Rusia a una actuación directa.

A Ucrania no le interesa la paz
Un acontecimiento reciente ha provocado la alarma en Kiev. La visita de Putin a Estambul acabó significando un acuerdo para la definitiva luz verde al proyecto de construcción del gasoducto capaz de trasladar a Turquía 15.000 millones de metros cúbicos; un gas que antes transitaba por Ucrania. Ese era precisamente el objetivo del gasoducto: sustituir a Ucrania como exportador del gas ruso hacia Europa a través del Blue Stream y Turquía.

Quizás las agresivas acciones de Ucrania tengan que ver con este hecho. Kiev vería horrorizada cualquier atisbo de mejora en las relaciones UE-Rusia que hiciera desistir la política de sanciones mutuas y llegara a propiciar la distribución de gas ruso en Europa a través de un "nuevo South Stream". Si se llegase a cumplir la agenda en 2018, Ucrania perdería totalmente su influencia en la distribución del gas a Europa, o lo que es lo mismo, su única gran baza negociadora.

Por eso su única opción, visión que comparte Washington, es la de reanudar el conflicto de Donbass y continuar tratando de convencer al mundo de la necesidad de ayudar a Ucrania a detener la ya recurrente "agresión rusa"...al precio que sea.

El ministro de Exteriores ucraniano ,Pavlo Klimkin, expresaba contundentemente la posición de su país en una reciente entrevista en medios alemanes.

Para Ucrania, el Acuerdo de Minsk está muerto y su gobierno no permitirá el desarrollo autónomo de lo que define como "protectorado ruso de Donbass". (2)

Su Presidente respaldaba sus declaraciones en el Día del Defensor de Ucrania, fiesta nacional que se celebra el 14 de octubre, emitiendo una nueva llamada a la guerra:

"Nuestro garante principal son las Fuerzas Armadas de Ucrania, y esto es algo mucho más serio que el Memorándum de Budapest sobre Garantías de Seguridad. La amenaza externa aceleró el proceso de construcción nacional basado en el patriotismo". (3)

Y en efecto es así desde hace tiempo y como es de sobra conocido. Kiev y la OTAN no han dejado de preparar un nuevo asalto a Donbass. De manera abierta, la OTAN sigue al cargo de la formación de nuevos efectivos ucranianos, incluida la infamemente famosa Guardia Nacional. Instructores estadounidenses, polacos, canadienses o británicos llevan a cabo esta labor en diferentes localizaciones en Ucrania.

En el terreno de las operaciones encubiertas, las milicias populares no cesan de reportar la presencia de mercenarios extranjeros de países integrados en la OTAN como Polonia o Georgia. Una presencia que ya no solo se limita a las unidades neonazis que recibían voluntarios sino a las fuerzas regulares ucranianas. (4)

Y como refería Poroshebko, ciertamente Ucrania sigue inmerso en un proceso de construcción de "memoria nacional" donde sigue glorificándose el colaboracionismo con el III Reich.

Instituciones oficiales ucranianas como el Instituto de la Memoria Nacional de Ucrania resaltan figuras como la de Ivan Rogach, miembro de la propaganda de OUN y redactor del diario Ukrainske Slovo de Kiev (que se publicó entre septiembre y diciembre de 1941), conocido colaboracionista y delator implicado en las masacres alemanas en la región de Odessa durante la ocupación alemana.(5)

En las calles de Kiev y al más puro estilo del NSDAP alemán, se pudieron ver marchas con antorchas enarboladas por miles de miembros del Cuerpo Civil Azov, veteranos del Regimiento Azov de la Guardia Nacional y veteranos del colaboracionista Ejército Insurgente Ucraniano (UPA). 

Actuaciones provocadoras
¿Cómo calificar el extraño comportamiento de un Boeing 737 de la compañía ucraniana de charters Bravo Airways, que volando entre Kiev y Amman (Jordania), varió repentinamente su plan de vuelo para sobrevolar una zona de guerra y con denso trafico militar como Damasco?

Sucedió el pasado 8 de octubre. La única razón ofrecida públicamente para una maniobra tan peligrosa fue el ahorro de combustible. Sin embargo, con los antecedentes ucranianos en ésta materia no cabe sino imaginar que en algún momento dicho vuelo fue dirigido premeditadamente hacia las zonas del cielo sirio mejor protegidas por la defensa anti-aérea ruso-siria y donde el tráfico aéreo militar es intenso; sobra decir con que maquiavélica intención.(6)

Puestos a hilar acontecimientos, se hizo público recientemente como EE.UU había repintado uno de sus aparatos F/A-18, en principio destinado a combatir a DAESH en Siria, de tal forma que el F/A-18 se hará casi indistinguible desde tierra de los Su-34 rusos, legalmente presentes en el país árabe.

 Oficialmente, se trata de un procedimiento estandarizado de entrenamiento para la USAAF, pero consideando la larga experiencia estadounidense en operaciones de "bandera falsa" y su extraordinaria motivación a la hora de implicar a Rusia en cualquier asunto sucio, nada resulta ya descartable. (7)

En este sentido, es posible imaginar también la posible conexión ucraniana con el reciente y masivo aprovisionamiento de lanzaderas múltiples y cohetes BM-21 Grad a los yihadistas sirios, siempre presentados como Ejército Sirio Libre. (8)

NOTAS: